Es una de las preguntas más repetidas en el sector en el último año. ¿Qué será de la industria del Retail y su vez del resto de sectores que la conforman?

El factor clave es lo que dure la propia pandemia, cada mes que no se aplaca, varía las predicciones. De momento lo que se puede hacer es poner el foco en las economías donde parece que la van superando: China.

En China las ventas Retail cayeron entre 20% y 30% y se estima que las ventas puras online han crecido hasta un 3%. Pero fue tras los dos meses iniciales de cierre cuando la economía china comenzó a volver a la normalidad. Algo que también notó el Retail. 

Las ciudades chinas se han volcado y han lanzado campañas de cupones en acuerdos con las empresas. De este modo animaron a los residentes a comer fuera de casa y a comprar en las tiendas.

Para la recuperación en España los análisis del sector llevar a pensar que también pasan por créditos al consumo, medidas gubernamentales y grandes campañas de descuentos. Algo que, de una u otra manera, se ha hecho en los períodos postcrisis en todos los países.

Esta no es la primera crisis que sufre el Retail en los 20 años del XXI: la punto.com, la económica del 2008 y la sanitaria y económica del Coronavirus.

Esta tiene dos factores que la diferencias: debería ser temporal y que por primera vez en la historia se cierran las tiendas de forma masiva.

Un poco más lejos, tras la pandemia de gripe, se modificaron totalmente las formas de consumo. Entre 1890 y 1918, se produjeron tantas revoluciones como ahora:  a Revolución industrial, la incipiente tecnología y el rápido crecimiento de las ciudades .

Algunos productos bajaron mucho sus ventas pero otros supieron encontrar su hueco, igual que ocurrió con muchos comercios. La década siguiente varió tanto la economía que pasaron a llamarse “los felices años 20”.

 

2008: la gran crisis

Una combinación de burbujas de precios de activos inmobiliarios más una burbuja de crédito que condujo a un apalancamiento excesivo. La crisis viró a global por “el aumento de la oposición al riesgo, la volatidad del mercado financiero y la caída de la demanda»

El impacto fue distinto en cada país. Por ejemplo el PIB de Alemania cayó un 5%, aunque el consumo se mantuvo prácticamente sin cambios.

En los EE. UU. el consumo cayó a un  1-2%. La diferencia de Alemania con España y Estados Unidos es que los consumidores alemanes no dependían del crédito para financiar sus gastos. En los otros, por el contrario, el valor de sus casas se desplomó y el acceso al crédito se hizo más difícil. La subida del paro también fue muy desigual (apenas sensible en Alemania y descomunal en España)

Pero hay algo que sí ocurrió en 2008 en todos los países afectados; bajó “índice de felicidad”, un dato clave para el consumo.

 

 

Del 2008 al 2020

Esta crisis cambió los modos de consumo y los grandes beneficiados fueron empresas que tenían entre 10 y 15 años de vida. Las 10 cadenas que más vendían 10 años antes ya no lo hacían igual (Siendo las grandes perjudicadas las cadenas de supermercados e hipermercados europeas)



Amazon por ejemplo pasó de facturar $ 19.17 billones a facturar $ 74.45 billones en 2013.

 

¿Qué esperar del futuro?

Hay puntos clave a corto plazo como el verano- diciembre 2020. Más los grandes descuentos e incentivos de los retailers para fomentar el consumo y las medidas necesarias de los gobiernos para ayudar al consumo.

La llegada a la normalidad parece que tendrá un peaje: promociones agresivas y por lo tanto puntos negativos en los márgenes de beneficio. Los “retailers de precio” serán los vencedores por lo tanto a corto plazo. Por supuesto perfiles como Amazon y Alibaba seguirán creciendo.

Algunas lecturas para este futuro también pasan por perfeccionar el comercio electrónico. Incluso las más grandes han tenido problemas para estar a la altura de la gran demanda. Si la solución sanitaria se produce como proyectan los gobiernos se estima que va a haber muchas menos que en la gran crisis del 2008.

El Retail por su factor humano y más sostenible. En todas las crisis el precio siempre gana adeptos. Por eso es esencial propiciar el factor humano (mejor atención al cliente, la transmisión de valores, la posventa…) A lo que hay que sumar el respeto al medio ambiente por la menor huella ecológica.

El Big data es cada vez más importante y el futuro se decanta por un escenario cada vez más omnicliente. Hay que colocar de nuevo (y de verdad) al cliente en el centro de todo, una versión humana y perdurable en el tiempo. 

Tanto la tecnología móvil como la nanotecnología en el Retail seguirán creciendo. Eso sí, las marcas van a intentar cada vez más vender directamente a los consumidores, saltándose el Retail.

Si sigue subiendo el uso de la vivienda en alquiler también puedo hacerlo el “alquiler de las cosas”. Los retales podrían adecuar sus espacios como han hecho estos meses atrás con el click & colecta.

 

La omnicanalidad es una estrategia exitosa para el Retail

El modelo mixto que ya extiende Amazon, de venta online y en tiendas físicas, se avecina como exitoso. “Necesitamos ir a la tienda física, ver y tocar el producto; nos gusta ir a las tiendas”.


Big Data más Retail

Amazon suma a las aperturas de supermercados (Amazon Go, Amazon Fresh, Amazon Book Store) toda la información que saca de Cloud Computing (Amazon Web Services o AWS) y Alexa (Inteligencia Artificial, IA),: millones de datos analizados como para concluir que “a los consumidores nos gusta ir de tiendas”. 

Otra de las empresas que ha ido ampliando su modelo es Walmart que aumentó 78% sus ventas online en 2020.  Suma 3,5 millones de empleados y mantiene sus centros físicos. Su tendencia continúa en 2021: las físicas crecieron un 6,4% y las de eCommerce un 79%.

El Corte Inglés, a pesar de subirse tarde a la omnicanalidad, creció el 281,6% en venta online, hasta llegar a los 1.010 millones. En sólo 3 meses superó todo el 2019.

La omnicanalidad es ya un modelo de negocio imperante entre los operadores de la distribución que se han metido de lleno en el comercio online puesto que en cualquier canal puede comprarse artículos como ropa como alimentación,muebles e informática. Marcas nacionales o que desarrollan su actividad en España como Inditex, Mercadona, Carrefour, Alcampo, Cortefiel / Tendam, Eroski, FNAC, MediaMarkt ya están en ese camino.

Es una estrategia que será clave en el futuro próximo.

 

Fuentes: RetailNewsTrends Food Retail Distribución Actualidad Unsplash

 

Summary
Cómo ser el futuro del Retail tras el Covid 19
Article Name
Cómo ser el futuro del Retail tras el Covid 19
Description
Es una de las preguntas más repetidas en el sector en el último año. ¿Qué será de la industria del Retail y su vez del resto de sectores que la conforman?
Author
Publisher Name
Mapesa Inversiones
Publisher Logo