La red de supermercados en España alcanza los 24.500 establecimientos creciendo a un ritmo de 270 aperturas anuales.

Durante 2020 las cadenas de supermercados mantuvieron el fuerte ritmo de aperturas de años anteriores. Eso sí,  cada una con su estrategia: mientras que Mercadona no creció en número de tiendas sí que las reubicó para hacerlas más grandes. Por otro lado Carrefour siguió con su política expansiva frente a los numerosos cierres del grupo DIA. El sector en general se ha salvado de la crisis provocada por la pandemia (en cuanto al número de aperturas), aumentando incluso las ventas. Se estima un crecimiento medio del entorno del 10%, aunque las empresas recuerdan que la covid-19 también ha implicado un incremento de costes que reduce su margen de beneficio. De este modo la red de supermercados en España ya supera los 24.500 establecimientos.


Mercadona crece en superficie

El primer puesto, con un 25% de cuota,  lo ocupa Mercadona. Juan Roig incluso reconoció que la compañía había “tocado techo” en España en número de locales. Desde ese momento su política se basa ahora en renovar su parque de tiendas y sustituirlas por comercios más grandes (Además de la expansión en Portugal). De hecho, en 2020 la compañía cerró cinco supermercados y acabó el año con 1.621, y sin embargo aumentó en 40.000 metros cuadrados su superficie de venta, hasta sobrepasar los 2,4 millones de metros. “Mercadona está haciendo una reestructuración de su red y está pasando de tiendas de 1.500 metros a rondar ahora los 1.800, en parte debido a su apuesta por el negocio de la comida para llevar”, aseguran. el objetivo es abrir nuevos locales en mejores ubicaciones y cerrar otros situados en la misma ciudad, una estrategia de “re-colocación” a la que se suman sus competidores.


Carrefour se centra en la proximidad

Carrefour (con una cuota superior al 8 %, según Kantar Media) ha afinzado su apuesta por la proximidad: conserva los hipermercados y crece en supermercados. Gracias a Carrefour Express -muchos de ellos franquiciados- y la colaboración con las gasolineras de Cepsa. El grupo acabó 2020 con 1.240 tiendas, casi un centenar más que un año antes. Cantidad a la que sumar en 2021 los 172 establecimientos que compró en agosto a Supersol , una operación todavía pendiente del visto bueno de Competencia. Segura enmarca esta expansión en una apuesta decidida de la compañía por el mercado español, pero también por “aprovechar el hueco dejado por DIA”, víctima de una crisis que ya parece superada pero que ha provocado el cierre de numerosas tiendas.


DIA, la de mayor implantación

El grupo DIA (casi un 6% de cuota) inició una nueva etapa en 2019. Los nuevos gestores decidieron cerrar las tiendas menos rentables. Sólo en 2020 cerraron unos 200 supermercados aunque  sigue siendo la compañía con mayor número del país: 2.842. Superada su particular crisis se centra en reforzar la venta online. También están centrando sus esfuerzos en logística, mejorando la relación con las franquicias y su marca blanca. Desde el sector ya hablan de la remontada de Día, tanto que, sus responsables ya anunciaron en septiembre que pretenden abrir medio millar de nuevos establecimientos -en su mayor parte, a través de franquiciados- en un plazo de tres años.


Lidl, sigue con más aperturas y renovaciones

La compañía alemana (con un 5,7 % de cuota) se acerca a DIA y durante el último año aumentó su red con más de una treintena de supermercados, llegando a los 620 en toda España. Desde Lidl sitúan la inversión en aperturas en más de 240 millones de euros durante el 2020, tanto en nuevas tiendas como en reubicaciones para sustituir establecimientos. Parte de la inversión se han centrado en dos plataformas logísticas (Valencia y Gran Canaria). “»Queremos estar más cerca del cliente, y por eso muchas han tenido lugar en el centro de las principales ciudades”, detallan. Una estrategia centrada inicialmente en el extra-radio y que ahora vira al centro de las ciudades.

 

Fuente: La Razón