Certificado energético locales comerciales: ¿Cuándo es obligatorio?

 

En este artículo, abordaremos la cuestión de cuándo es obligatorio obtener un certificado energético para un local comercial en España.

Antes de responder a esta preguntas cabe recordar:

¿Qué es un certificado energético? 

El Certificado de eficiencia energética (CEE), documento oficial que califica la eficiencia energética de un edificio o una parte del mismo, como un local comercial. Se emite por un técnico cualificado y se basa en una evaluación de las características energéticas del inmueble.. Incluye la etiqueta energética donde se indican las calificaciones tanto de emisiones como de consumo del inmueble. Tiene una validez de 10 años.

¿Hay diferencia entre el CEE de una casa y el de un local comercial?

Sí, hay diferencias entre el Certificado de Eficiencia Energética (CEE) de una casa y el de un local comercial. Las principales diferencias son:

Etiqueta energética:

  • Casa: La etiqueta energética va de la A (más eficiente) a la G (menos eficiente).
  • Local comercial: La etiqueta energética va de la A a la G, pero también se incluye una escala de colores adicional que indica el consumo de energía del local en kWh/m² al año.

Otras diferencias:

  • El CEE de una casa es obligatorio para la venta o alquiler del inmueble, mientras que el CEE de un local comercial solo es obligatorio para la venta.
  • El coste del CEE de un local comercial suele ser mayor que el de una casa, debido a la complejidad del cálculo.

¿Cuándo es obligatorio?

La obligación de obtener un certificado energético para un local comercial depende de si se va a vender o alquilar.

Venta de locales comerciales:

  • Locales en bruto: No es obligatorio si se vende el local en bruto, es decir, sin acabados ni instalaciones.
  • Locales con instalaciones y acabados: Sí es obligatorio si se vende el local con instalaciones y acabados.

Alquiler de locales comerciales:

  • Locales en bruto: No es obligatorio si se alquila el local en bruto.
  • Locales con instalaciones y acabados: Sí es obligatorio si se alquila el local con instalaciones y acabados.

Excepciones:

Existen algunas excepciones a la obligatoriedad de obtener un certificado energético, como por ejemplo:

  • Locales con una superficie útil inferior a 50 m².
  • Edificios protegidos por su valor arquitectónico o histórico.

Sanciones por no tener el certificado energético:

El incumplimiento de la obligación de obtener un certificado energético puede conllevar sanciones económicas de hasta 6.000€.

Recomendación:

Se recomienda obtener un certificado energético para un local comercial, incluso si no es obligatorio, ya que puede ser un factor importante para atraer a compradores o inquilinos.

Conclusión:

Es importante conocer la normativa sobre la obligatoriedad del certificado energético para locales comerciales para evitar sanciones y para facilitar la venta o alquiler del inmueble.

 Certificado energético

 

Investigando por otro lado también concluimos que si el local se vende o se alquila en bruto como local no habitable, el propietario no está obligado a aportar el CEE ni a un comprador ni a un inquilino salvo que,

    1. Si el inquilino encarga un proyecto de adecuación para solicitar licencia de apertura, dicho proyecto deberá incluir el CEE
    2. Si la propiedad decide vender el local una vez alquilado, o en fase de obtención de licencia, entonces sí debe aportar al comprador el CEE.

En definitiva, el obligado a aportar el CEE en caso de venta o alquiler es la propiedad, no el usuario o inquilino, y puede surgir un conflicto entre ambos, negándose el inquilino a incluir el CEE en su proyecto, con el correspondiente sobrecoste, cuando en el ayuntamiento no se lo requieren.

Por estas razones, en MAPESA recomendamos a nuestros clientes que incluyan en los contratos de alquiler de sus inmuebles una cláusula en la que se acuerde la obligación para los inquilinos de incluir el CEE en los proyectos de adecuación, (al igual que se les exige la obtención de licencia) así como de aportar a la propiedad copia de dicho CEE una vez terminadas las obras. En caso de que haya reticencias por parte del inquilino, en dicha cláusula se puede acordar también que el propietario se haga cargo del sobrecoste derivado de la inclusión en el proyecto del CEE.

Si te ha interesado puedes consultar estos Enlaces de interés: