Actualmente cuenta con 50 hoteles. B&B estudia operaciones tanto individuales como de compra de gestoras para aumentar su presencia en la Península.

B&B quiere seguir creciendo. La cadena controlada por Goldman Sachs busca aumentar su cartera en la Península Ibérica, donde ya suma 5.200 habitaciones. La empresa francesa estudia operaciones individuales y también la compra de gestoras. Para llegar a la cifra de 250 hoteles cuenta con sus socios en proyectos de promoción, como Atom, Covivo, Corum, Mnk Partners, Doalca o Azata.

B&B llegó a España en el año 2015 cuando adquirió cuatro hoteles. En 2016 se hizo con la cadena Sidorme. 

 

El objetivo es cerrar el ejercicio con un ebitda positivo

Tras el año más difícil, durante este mes de agosto la ocupación media de los hoteles de B&B ha llegado al 80%. Las reservas para los próximos meses de septiembre y octubre también son mejores que las del anterior curso. Durante el verano los hoteles que mejor están funcionando son los de costa.

Los inversores consideran que ahora es un buen momento para sumar activos de calidad a un precio más razonable que en los últimos años, poniendo la vista en el largo plazo. Los hoteles se han convertido en uno de los productos inmobiliarios más cotizados en estos momentos en España tras la crisis del Covid19.

Según la consultora inmobiliaria Laborde Marcet, el activo preferido es el hotel de a partir de 80 habitaciones. Los inversores buscan hoteles con precios que oscilan entre los 200.000 y los 600.000 euros por habitación  (dependiendo de la ubicación). ,Precios totales que se mueven en una horquilla de 15 y 50 millones de euros.

Fuente: EjePrime