El mercado español es ya el segundo en importancia del grupo. Primark prevé abrir 13 nuevas tiendas generando 650 empleos

El gigante irlandés de la moda a bajo precio cerró el último ejercicio 2020 (agosto) con 48 tiendas en España. A pesar de la pandemia la empresa ha decidido dar un empujón a la filial y concentrar en España una tercera parte de todas las aperturas mundiales.

Tras abrir un establecimiento en León y otro en Sant Cugat del Vallés (Barcelona), están previstas 3 aperturas más en ciudades que la compañía está estudiando.. En total 5 de las 13 nuevas previstas durante el nuevo ejercicio. Fue a comienzos de año cuando se confirmaron también las aperturas en San Fernando (Cádiz), Girona, San Sebastián, Madrid, Bilbao, Vigo y Marbella.

El resto de aperturas en el mundo han sido en Roma (Italia), en Coquelles (Francia) y en Florida, en Estados Unidos. Antes de final de año tendrá nuevos establecimientos en Praga (República Checa); Poznan (Polonia), Rotterdam (Holanda) y Tamworth (Reino Unido). 

Primark es líder de la moda en Reino Unido con un total de 190 establecimientos, además está presente en 13 países con un total de 390 establecimientos. Las actuales 50 tiendas en el mercado español, el segundo en importancia para la compañía, suponen un 13% de total.

 

Caída de ingresos durante el último ejercicio

Los ingresos totales de Primark España fueron de a 1.158 millones de euros, disminuyendo un 24%. Algo provocado por las semanas de cierre a partir de marzo por la pandemia del COVID-19. En total el resultado del ejercicio ascendió a 48,1 millones de euros, un 60% menos que en 2019.

A nivel mundial, los ingresos del último ejercicio disminuyeron casi un 25%, (6.930 millones de euros)

Sin venta online de momento

A pesar de seguir los modelos de  Inditex o H&M, Primark de momento no se contempla como el resto el futuro del negocio online. La firma perteneciente a Associated British Foods actualmente llegar al comercio online. Directamente es su director financiero que asegura que «La razón por la que no tenemos entregas a domicilio es porque no ganaríamos dinero con eso y nadie más lo hace tampoco».

 

Fuente: El Economista